Este sitio web utiliza cookies para realizar análisis y mediciones de sus visitas. [ Acepto ] [ Más información aquí ]

Calificación del Concurso de Acreedores y la Ley de Segunda Oportunidad

Tanto el Concurso de Acreedores para empresas, como la Segunda Oportunidad para personas físicas, pueden finalizar con la calificación de Fortuitos (el deudor no ha tenido culpa de su insolvencia) o de Culpables.

Solo en el caso de obtener la declaración como fortuito se alcanzará la exoneración o cancelación de la deuda. Esto significa que el deudor ha actuado correctamente en la gestión de su patrimonio y en la solicitud (tanto en tiempo como en forma) de la Segunda Oportunidad o Concurso de Acreedores. Conviene recordar que el Concurso de Acreedores o la Segunda Oportunidad debe solicitarse en el plazo de 2 meses desde que se conoce que no se pueden afrontar las deudas. En este caso, el retraso puede ser una causa de denegación de la cancelación de deuda.

El procedimiento judicial de Segunda Oportunidad o Concurso de Acreedores también puede acabar de forma negativa para el deudor en el caso de que se declare su culpabilidad. Cuando el deudor ha realizado acciones fraudulentas puede denegarse el Derecho a la exoneración de las deudas. Así, ocurre a veces que el deudor ha ocultado bienes o ha donado sus propiedades con antelación al procedimiento pudiendo incurrir en un fraude.

Para alcanzar el éxito de la Ley de Segunda Oportunidad es esencial contar con un abogado especializado que cuente con la experiencia y conocimientos suficientes para presentar una solicitud adecuada y afrontar el siguiente procedimiento concursal de forma que no surjan problemas. Se trata de no limitarse a rellenar un formulario, si no explicar de forma extensa los pormenores y circunstancias de cada asunto para que al juez no le quede la más mínima sospecha de la existencia de un fraude. La colaboración de un economista, junto al abogado es esencial para lograr este objetivo, puesto que este profesional dará un enfoque económico a la solicitud y explicará la situación de insolvencia y como se ha llegado a ella sin culpa alguna.

En ALTALEY ABOGADOS somo especialistas en procesos de Segunda Oportunidad y Concursos de Acreedores, hemos participado en más de 500 procedimientos de este tipo y somos administradores y mediadores Concursales acreditados ante el Ministerio de Justicia y los Juzgados.